UNA UNIVERSIDAD, DOS CURSOS. MI EXPERIENCIA SOBRE LA UIMP.

Francisco Parra Rodríguez

Doctor Economía UNED

Este verano y el pasado, realice un alto en mis tareas administrativas y me apunte en sendos cursos en la UIMP, el del año pasado erala “Lacrisis 2008-2009 con un año de perspectiva”, organizado por la escuela de macroeconomía y dirigido por los : Jordi Caballé, Juan Carlos Conesa y Nezih Guner , los primeros, Catedráticos dela Universidad Autónomade Barcelona   y el tercero de profesor de la University of Minnesota y economista dela Federal Reserve Bankof Minneapolis. En el curso de la escuela de macroeconomía participaron además de los citados los profesores,  Carlos Garriga, dela Federal Reserve Bankof St. Louis, Juan J. Dolado, del  Dpto. de Economía UC3M, y Josep Pijoan-Mas CEMFI and CEPR. La mayor parte de estos profesores forman parte del conocido grupo de los 100 economistas que han publicado manifiestos sobre la reforma laboral, las pensiones y la negociación colectiva. Este año me aventure a asistir a las  “Las verdades a medias del PIB”, curso magistral impartido por María-Ángeles Durán, Catedrática y Profesora de Investigación CSIC del Centro de Ciencias Humanas y Sociales. María-Angeles Durán es experta en la investigación económica del trabajo no remunerado. A pesar de la categoría científica de los profesores, los asistentes al curso, salvo algún profesional de cursos de verano de la magdalena y el que realiza la crónica, estaba constituido por alumnas que por algún u otro motivo estaban vinculados a la actividad docente de los profesores que impartieron el curso.

Aunque las orientaciones de ambos cursos eran diametralmente opuestas, acabaron teniendo como nexo común la crisis y el futuro que nos espera, y por ello he creído conveniente incluir estas notas para así ofrecer dos maneras de entender la economía .

El curso de “La crisis 2008-2009 con un año de perspectiva”, esta orientado en la tradición del pensamiento neoclásico, y los ponentes están convencidos de que los mercados, ya sean de bienes, servicios, trabajo, financieros cuando actúan libremente fijan unos precios para bienes y servicios que acaban por asignar eficientemente los recursos, de esta forma los salarios que se pagan acaban correspondiendo a la productividad (marginal) del trabajo, y los intereses con que se retribuye el capital se van a corresponder también con su rendimiento marginal. Convencidos de que toda oferta crea su demanda, no contemplan que los mercados libres produzcan bienes y servicios que no se consuman, como ellos dicen que no se agoten,  si hay exceso de producción (de oferta) bajan los precios y en un mercado de retales y rebajas todo se acaba adquiriendo por propios y extraños, para bajar precios solo hay que bajar salarios e intereses.

Como no es fácil encontrar mercados libres ya que siempre existe un cierto grado de oligopolio,  los sindicatos, por ejemplo, al concentrar poder impiden negociar libremente a los trabajadores de la empresas su salario, o los mercados regulados en donde los gobiernos establecen tarifas, ha de removerse todo esto, de manera que los mercados vuelvan a su versión primigenia, que no es otra que la los economistas del siblo XIX observaban en los mercados de antaño, fundamentalmente agrarios. Estos mercados libres que sobrevivían en España allá por los años 70, en los que miles de pequeños agricultores y ganaderos negociaban sus mercancías con miles de pequeños industriales (panaderos, carniceros, charcuteros, etc…) mediante la entrañable figura del “corredor”, singular personaje que ponía de acuerdo a demandantes y oferentes mediante un apretón de manos, en aquellos mercados que por  motivos familiar conocí,  no tengo la menor duda de que lograban establecer un precio de equilibrio que satisfacía a agricultores y ganaderos e industriales, ya que nadie se daba por engañado y no había lo que ahora se llama información asimétrica (mejor conocimiento de las condiciones del producto por una de las partes); pero en definitiva eran otros tiempos, y a medida que han desparecido los agricultores y ganaderos de nuestros pueblos y las industrias se han hecho más grandes compruebo que los mercados de competencia han cambiado, ahora se cierran acuerdos formalizados por abogados con agricultores y ganaderos imponiendo precios y condiciones de entrega del producto, resulta evidente que el excesivo poder que han adquirido unos a inclinado el peso de la balanza del mercado hacía una de las partes. Claro que si esto ha pasado en los simples mercados de productos agrarios, que no decir de los productos metalúrgicos, los de vehículos automóviles, o los de productos químicos.  ¿Alguien cree que el precio de los bienes que adquirimos es de equilibrio?.  Para ellos si, ya que ahora la competencia se mide a escala global.  Admitiremos  pues,  que en los actuales mercados se establecen precios que asignan eficientemente los recursos disponibles, ya que los grupos empresariales no se guían por otro criterio que el de mejorar su productividad y eficiencia; aunque en muchos casos hayan mostrado que les guía otros intereses.

Pero aún admitiendo que los mercados en donde operan las corporaciones actuales consiguen su eficiencia en un mercado globalizado en donde ahora los niveles de  competencia se establece entre pares, lo que implica que los grupos corporativos tienen que seguir esforzándose en mejorar su productividad y eficacia, ya que no van a poder protegerse por barreras legales y publicitarias; a los defensores de los sistemas eficientes de mercado con la crisis de las subprime les ha salido un grano en el culo: el mercado inmobiliario. Y por ello el curso de la escuela de macroeconomía dedicó una buena parte de su contendido a analizar las condiciones financieras y económicas en las que se desenvolvió la crisis 2008-2009.

En los EEUU, el Reino Unido, Irlanda y España se ha producido como todos conocemos un boom inmobiliario, los dos primeros países disponen de los más modernos sistemas financieros y una regulación muy flexible en materia de contratación laboral, Irlanda es muy flexible en materia de contratación laboral pero dispone de un sistema financiero tradicional, en España altos costes de despido, trabajo temporal y sindicatos negociando salarios por provincias, y un sistemas financiero arcaico (Santander, BBVA y Cajas de ahorro). EEUU, RU e Irlanda son economías en donde campan las grandes corporaciones y con un gran avance tecnológico, España sol y playa. Las diferencias también son evidentes en lo político, gobiernos liberales y socialista, centralistas y descentralizados,  en fin, unos y otros se parecen a nuestro país lo que un huevo a una patata, pero los cuatro han tenido un boom inmobiliario: altos precios de la vivienda, financiación excesiva, construcción desaforada y posterior colapso. Tampoco hay que entrar en las causas, evolución y consecuencias de cada burbuja, pero lo que parece evidente es que los mercados inmobiliarios que funcionaron de forma libre, y también  fueron financiados de forma libre, sin que gobiernos y bancos centrales intervinieran en su evolución y desarrollo, acabaron por crear más viviendas de las necesarias, y estas en vez de estar en manos de los hogares terminaron en manos de las entidades financieras. En consecuencia, y en mi modesta opinión el mercado no parece haber asignado los recursos de forma eficiente y pese a la caída de precios aún no se ha vaciado.

Cuando en el citado curso de la UIMP hice notar este pequeño inconveniente de que en España las vivienda no se ocupan, Carlos Garriga me hizo ver que todas tienen propietario, faltaría más, y que si los precios siguen cayendo se acabaran vendiendo y/o alquilando, pero incidí y le pregunte que más de uno, incluido los bancos, tienen viviendas que ni venden ni alquilan que están fuera del mercado porque  hoy día nadie las compra, me contesto que el tiene dos bicicletas en el trastero y solo usa una. En fin, acabaremos agotando el mercado pero persisten mis dudas si tener dos viviendas o dos bicicletas para no darles uso es una asignación eficiente de recursos limitados o sencillamente un despilfarro.

Con todo la explicación por parte de Jordi Caballé de los procesos financieros que el los EEUU desencadenaron el proceso de acumulación que llevo a la crisis de las subprime fue excelente. Incluyo alguna de sus conclusiones:

  • La crisis financiera/económica iniciada en verano del 2007 tiene sus raices en la inconsistencia entre la globalización económico-financiera (liberalización y desregulación del comercio de bienes y trabajo así como de las finanzas) y las políticas y reglas domésticas e internacionales.
  • La globalización de los mercados financieros (iniciada en los años 70) siempre ha ido por delante de los cambios en las instituciones y  políticas nacionales e internacionales.
    • Tres características en el inico de la crisis:
    • Asunción de riesgos excesiva.
    • Niveles de endeudamiento excesivos.
  • Estas dos características son fruto de los problemas de agencia motivados por la fe en las garantías publicas y aparecen en crisis anteriores (crisis de la deuda en 1980, crisis monetaria del sudeste asiático en 1997-98)
  • Opacidad extrema sobre el tamaño e incidencia de los riesgos en las carteras de inversores e intermediarios financieros.
  • Esta última característica es fruto del proceso de titulación y provocó una falta de liquidez en los mercados expuestos a activos con colaterales de dudoso valor.
  • Los bancos tenían en sus balances estos “activos tóxicos”. Al perder estos activos valor, los bancos perdieron capital y redujeron el crédito a los hogares y a las empresas. En esta crisis no sólo se ha destruido riqueza sino que el sistema financiero global ha dejado de funcionan eficientemente.
  • La crisis “subprime” ha provocado una falta de confianza en los intermediarios financieros y en las políticas económicas.

Con todo debería haber bajado a explicar las particularidades españolas de la financiación del boom inmobiliario, con bancos y cajas de ahorro prestando a diestro y siniestro, y miles de hogares pensando en hacerse ricos en la frenética compra-venta de pisos de primera y segunda mano, y participaciones en promociones inmobiliarias.

Otro aspecto de su visión de cómo funciona una economía estriba en la conducta  de los consumidores, la intertemporalidad, que hace que cuando uno decide consumir siempre está eligiendo entre el hacerlo en el presente o aplazarlo a un futuro y tiene por tanto en cuenta el descuento a valor actual a partir del tipo de interés. Así explicaron que los hogares eligen entre comprar ahora vivienda y consumir menos bienes en el futuro ya que han de pagar la cuota hipotecaria. Para ellos, no son relevantes los problemas de redistribución de renta entre individuos, la existencia de ricos y pobres que compran y consumen por motivos muy diferentes, ya que todos somos consumidores racionales con una idea clara de cual va a ser nuestro nivel de ingresos a lo largo de nuestra vida, sin pensar que nos vaya a faltar de trabajo, y por ello planificamos nuestro consumo valorando rentas y maximizando utilidades de gastos a base a su valor actual, utilizando los tipos de interés como descuento e incluyendo lógicamente las mermas impositivos sobre nuestros ingresos . Estos modelos curiosamente siempre acaban demostrando los efectos beneficiosos de reducir todo tipo de impuestos  y preferentemente los impuestos a la renta sobre los del consumo. En definitiva, la avaricia de la administración pública condiciona nuestras decisiones presentes, bien porque su excesivo déficit eleva los tipos de interés o bien porque sus excesivos impuestos condicionan las decisiones de gato.  Este esquema vale para todo, y cuando no les da resultados pues introducen nuevas variables.

Carlos Garriga, por ejemplo, mostró un modelo explicativo del mercado de la vivienda en España, basado en esta supuestos de elección y maximización de utilidad, que incluía además una constante psicológica que hacia de los españoles más predispuestos a tener vivienda propia, y como los resultados que obtenía no alcanzaban a explicar la subida especulativa de los precios de la vivienda, encontró como solución incluir de forma externa los precios del suelo, de manera que acabo demostrando que los precios de la vivienda en España amén del complejo maximizador intertemporal del gasto, constante psicológica incluida, los precios de la vivienda en España acaban subiendo entre otros causas porque sube el precio del suelo, justo lo que liberalizó Aznar. En fin sin modelo alguno esto ya lo presentíamos.  Lo que no se nos explico es porque subió el precio del suelo. El trabajo está publicado en: http://www.crisis09.es/monografia2009/pdf/construction.pdf

Para ellos, el análisis económico, es cosa de laboratorio, hay que aislar el fenómeno a estudiar en un modelo a través de complicadas ecuaciones econométricas con parámetros libres, buscar el valor adecuado en el pasado a dichos parámetros, esto es parametrizar, y después analizar su evolución probable ante los cambios a simular (subidas o bajadas de impuestos, de subvenciones, etc…).

Juan Conesa presentó  en este contexto sus trabajos y conclusiones sobre la reforma las pensiones en España, sus análisis también se basan  en modelos de este tipo, se conoce como Modelo de Generaciones Solapadas, y su base teórica puede consultarse aquí:  http://pareto.uab.es/jconesa/libro/cap8.pdf . Sus conclusiones:

  • Seguridad Social es un sistema de redistribución intergeneracional (equivalente ala Deuda Pública)
  • Si la economía es dinámicamente eficiente nadie puede mejorar sin que otro empeore (r>n+g)
  • Pero… la financiación del sistema es distorsionadora, por lo que la eliminación de distorsiones genera ganancias que podrían distribuirse de forma que nadie saliera perdiendo
  • Distorsiones del sistema de pensiones:

• Gravamen de las rentas del trabajo

• Retiro obligatorio

• Incentivos al retiro anticipado

En definitiva, las cotizaciones  y el jubilarse a los 65 son el problema del sistema de pensiones actual, y como un sistema de pensiones equivale a la deuda pública y por eso nos castigan los mercados,  capitalícese, valorando la pensión de cada uno según las cotizaciones que cada uno haya realizado, y convirtámoslo en un derecho de cobro frente al Estado,  es decir bono ó derecho a percibir una prestación que dependerá de la esperanza media de vida (modelo Sueco[1]).  El siguiente paso es utilizar dicho bono como garantía para nuestros gastos o negocios financieros si nos apetece,  y  así seguramente acabaremos replicando el modelo de las subprime al sistema de las pensiones. Se imaginan ustedes a los financieros de Wall Street empaquetando bonos de pensiones con diferentes esperanzas de vida. Nos anunció que de la sanidad se podría decir otro tanto y en parecidos términos.

Jose JoséDolado es un excelente conocedor del mercado de trabajo y nos mostró las ventajas de una reforma del mercado de trabajo basada en la implantación de un contrato único y de reforma de la negociación colectiva, para solucionar uno de las principales debilidades de la economía española:

•“La crisis no la han causado los trabajadores”.

Ante recesiones con orígenes diversos-shocks petrolíferos (1975, 1979), reducciones de la demanda (1990s), factores financieros y burbuja inmobiliaria (2007)-la economía española siempre reacciona igual: destruyendo empleo masivamente

•Reducir el peso de la construcción y restablecer el flujo de crédito a empresas y familias no servirá por sí solo para resolver el problema estructural: alta tasa de paro media.

Sus propuestas son conocidas y se pueden consultar en : http://www.crisis09.es/PDF/Propuesta_reactivacion_laboral.pdf

Sin embargo, me sorprendió que tratara de vincular el modelo laboral español a la expansión del empleo en la construcción (http://www.crisis09.es/libro_crisis/capitulo5.pdf), entre otras cosas porque legislaciones laborales diferentes como la americana y la irlandesa crearon o no impidieron que se desarrollaran burbujas inmobiliarias en sus respectivos países.

Mi impresión como ven fue que ha pesar de sus estudiados modelos todo ellos acaban estrellados ante la cruda realidad de lo acontecido en el mercado inmobiliario, y es que ¿acaso se puede modelizar la “avaricia” de unos y otros?. Probablemente no.

Y aquí entra en juego el curso de este año, en dondela profesora María-Ángeles Duráncon un sencillo discurso y sin acudir a modelos matemáticos logro convencerme de una cuestión que coincido con ella puede ser clave en el futuro: el comportamiento de los hogares distribuyendo consumo entre tareas remuneradas y no remuneradas durante la crisis.

Es evidente que una vez agudizada la recesión el ahorro de los hogares españoles experimentó un subidón  que sorprendió a propios y extraños, y ello a pesar del endeudamiento inducido por la adquisición de viviendas durante la burbuja inmobiliaria. Estos datos estadísticos relativos, al aumento de la Capacidad (+) Necesidad (-) de financiación de los hogares en la CNE, fueron objeto de nuestros comentarios en    https://parrafj.wordpress.com/2010/06/07/financiacion-de-la-economia-espanola-antes-y-despues-de-la-crisis/ , pero no en el sentido expuesto porla profesora María-Ángeles Durán. Me explico: La crisis determinó una importante caída  en el consumo de los hogares, esto se puede apreciar en la estadística oficial, y esta caída del consumo lo fue por encima de la caída del PIB, pero como la renta disponible de los hogares aumentó ligeramente, y dado que en Contabilidad Nacional esta renta o se consume o se ahorra, el aumento del ahorro de los hogares fue espectacular. Y este aumento del ahorro familiar, en su opinión, no pudo ser pronosticado en ningunos de los modelos al uso, en su mayoría del corte de los desarrollados por los 100, por la simple razón de que no consideran que el hogar también elige entre obtener bienes de consumo del mercado ó obtenerlos a través de trabajo no remunerado realizado en el hogar. Es decir, preparar la comida en casa en vez de comer fuera, sustituir los gastos de la guardería por el trabajo de la abuela, o las vacaciones en la playa por la estancia familiar en el pueblo natal. El problema es que este trabajo estadísticamente no se mide y estadísticamente tampoco encuentra un precio adecuado. Estoy de acuerdo con ella de que si valoramos en términos de PIB nuestra renta disponible ajustada a los bienes proporcionados directamente por el hogar podríamos explicar mejor la cohesión social que durante la crisis muestra una sociedad con tan altas tasas de paro. Con la economía sumergida ocurre otro tanto de lo mismo, la crisis ha pasado al lado oscuro del PIB una parte de su actividad económica antes declarada,  y dadas las obvias dificultades estadísticas para valorar la economía sumergida no sabemos cuanta parte de PIB puede haber desaparecido de nuestra Contabilidad Nacional. Aún y todo considero que las cifras que se dan del 20-24% de economía sumergida son muy altas por lo siguiente (datos 2008):

Mill de Euros
PIB

1.088.124

23,7% del PIB

257.885

VAB

996.011

Administraciones pública

137.361

Instituciones financieras

51.513

Alquileres imputados

69.464

VAB empresas de más de 500 trabajadores

258.239

Resto del VAB

479.434

En las empresas de menos de 500 trabajadores esta sumergido el

53,79%

Considerando  la cifra del 23,7% del PIB entre 2005 y 2008 que estima FUNCAS para la economía sumergida, y tomando como referencia los datos de 2008 de la CNE, la cifra de PIB sumergida alcanzaría a 257.885 millones de euros. Vamos a descontar partidas del PIB que no tienen mucho que ver o donde es improbable que este la economía sumergida, estas son el paso contable de PIB a VAB, en donde se valoran los impuestos a los productos netos de subvenciones, el VAB de las administraciones públicas, el de las instituciones financieras, los alquileres imputados a la vivienda en propiedad, y el VAB de las empresas de más de 500 trabajadores, estas ultimas son 1.954 empresas según el DIRCE y su VAB ha sido calculado con datos de la Central de Balances del Banco de España que tiene una cobertura del 52% de las empresas de más de 1000 trabajadores y del 38% entre las de 500 y 1000. No dudo que haya economía sumergida en estos agentes, pero el control que sobre estas empresas realizan los sindicatos no creo que permita la existencia de grandes bolsas de economía sumergida. Lo que resta de VAB es 479.474 millones de euros y la economía sumergida estimada por FUNCAS alcanzaría al 53,8% del VAB que general las microempresas, PYMES y empresas de menos de 500 trabajadores, pensar que de dos euros que generan estas unidades uno es sumergido creo que es una cifra excesiva. Lo discutí con ella en el curso dela “Medicióndel PIB”.

Sin embargo, es importante su reflexión de cara al futuro y frente a las agoreras perspectivas de los 100, que no ven otra manera de organizar nuestra economía del bienestar que deshaciéndola y dejando al mercado para quela rehaga.  La Leyde la dependencia ha puesto en manifiesto la importancia de este trabajo no remunerado que se hace en materia de cuidado de personas mayores, solicitudes por encima de lo previsto y ello contando con que las cuantías ofrecidas son relativamente pequeñas.La propia Leyen un aspecto no previsto ha pasado al no mercado una parte de la actividad que antes se prestaba en el mercado,  ya que resulta que las residencias ahora ponen muchas más travas a las familias que tratan de ingresar a las personas muy dependientes. Como ven interacción entre mercado y no mercado, como también lo es el que las estancias hospitalarias por paciente se haya reducido y pasemos parte de la convalecencia en casa atendidos por familiares, o que en psiquiatría se reduzcan los internos en establecimientos psiquiátricos. Opinan y no les falta razón que en el futuro el estado de bienestar va a pivotar más en los hogares y menos en la administración y en el mercado, y es evidente que debemos prepararnos para ello.

Les invito a escuchar el curso:

http://tv.uimp20.es/1/section.aspx/viewvideo/2791


[1] La reforma del sistema de pensiones sueco entró en vigor en 1999. El modelo es un sistema de cuentas denominadas nocionales, por las que cada trabajador recibe una pensión en línea con lo que ha cotizado; es decir, a lo que ha aportado al sistema. Cada trabajador tiene una cuenta donde se registran todas las aportaciones que hace con un rendimiento. Esta rentabilidad va ligada a factores de sostenibilidad. Puede ser por el crecimiento del PIB, por el de los salarios medios o, también, por la mortalidad o la esperanza de vida que haya en cada momento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UNA UNIVERSIDAD, DOS CURSOS. MI EXPERIENCIA SOBRE LA UIMP.

  1. Jose Luis Collantes dijo:

    Hola Paco, interesantes reflexiones. Efectivamente, en nuestra sociedad cercana en época de crisis los lazos familiares y de los próximos siempre han servido de sostén y contribuido a que la desprotección no arraigue.
    En otras palabras, el sustitutivo de “papá estado” -economía del bienestar- siempre ha estado en los cercanos.
    Pero este modelo no funciona igual entre países, ya que, entre otras cosas, los lazos familiares no están arraigados de igual forma (véase sociedades anglosajonas).
    Sin embargo, aunque es indudable el efecto beneficioso/protector de esos lazos familiares, que tu denominas en sentido amplio economía no remunerada, tienen a mi juicio una variante negativa implícita, puesto que aunque inicalmente suponen un suelo en el que apoyarse para muchos desprotegidos/desempleados, posteriormente pueden llegar a suponer un lastre para iniciar nuevas actividades pues, entre otros efectos, suelen traducirse en una reducción de la movilidad de las personas en la búsqueda de nuevas ocupaciones.
    Estoy contigo en que, para llegar a este puerto no se necesita mucho aparataje matemático-econométrico, sin embargo, tu sabes bien que los modelos matemáticos (que al final pocos entienden y menos explican la realidad) son hoy un buen producto que distancia al “conocedor” académico del que no lo es.
    Un fuerte abrazo. Mañana salimos para “Asturies”, y nos acercaremos a veros. Besos para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s