El purgatorio socialista

Francisco Parra Rodríguez

El 15 de Mayo ha irrumpido en la campaña electoral y de que manera. Jóvenes indignados utilizando las redes sociales logran sacar a la calle a  otros 150.000 indignados con el slogan de no al PPSOE, menuda papeleta. Se organiza un campamento en el kilómetro cero de nuestro eje radial, y el martes al amanecer lo desaloja la policía nacional y local, por orden del delegado del gobierno socialista y del alcalde pepero. En la red social la indignación crece, no es para menos, se menciona y con razón que se les desaloja por ocupar al vía publica pública para protestar por lo injusto que viene a ser que los gobiernos, el socialista hispano incluido, rescaten a los banqueros y se olviden de los ciudadanos, y sin embargo meses atrás se permitiese la singular ocupación de la vía pública madrileña por un buen número de adolescentes que por asistir al concierto de cierto cantante quinceañero dejaron de asistir a clase con el beneplácito de sus padres. Y es que la verdad razones para estar indignados hay muchas, yo por ejemplo, estoy indignado cuando:

–         veo reunirse al presidente del gobierno socialista con los ejecutivos de las grandes corporaciones españolas para tratar de encontrar una solución a los problemas actuales de falta de empleo y crédito, y mi indignación crece cuando veo que meses después de la reunión esos mismos ejecutivos anuncian nuevas reducciones de plantillas o afirman que la sequía crediticia ha de continuar unos cuantos años más.

–         veo las declaraciones del gobernador que nombró el partido socialista cuando aún nos indica que los derechos laborales han de recortarse aún más si se quiere recuperar el nivel de empleo, y mi indignación crece cuando en las proyecciones económicas de la UE compruebo que Irlanda con un sistema laboral en las antípodas del vigente en mi país, no solo ha destruido tanto empleo como España,  sino que va a tener las mismas dificultades que España para reducir una tasa de paro que se ha elevado en 8,3 puntos de porcentaje de población activa entre 2008 y el 2011 (en España se ha elevado 9,3 puntos de porcentaje).

–         veo como el ajuste fiscal que propuso el equipo de gobierno socialista incluía bajadas de sueldos a los funcionarios, recortes sociales, aumentos de las tasas impositivas de los impuestos indirectos y no se consideraban apenas cambios en la tributación de las rentas más altas, y mi indignación crece cuando me cuentan que en España un trabajador industrial paga alrededor del 72% de los impuestos que paga su homólogo en Finlandia, pero que un rico en España paga en impuestos sólo un 23% de lo que paga un rico en Finlandia. (http://www.fundacionsistema.com/(X(1)A(nkPRbb5LzAEkAAAANzYyNzIyOTMtOTNlZC00OGYzLWI5NGYtYjg2MmNiODliZGE3_pw2h9gVPbdVajjE8Ek4CGqBHEq5m1nqDNPI5A6lObY1))/News/ItemDetail.aspx?id=3096)

–         veo afirmar al comisario europeo de la competencia nombrado por el partido socialista español recomendar al gobierno socialista de su país nuevos recortes en los sueldos de los funcionarios (hasta el 30%), en el gasto publico (el 20%) y en los salarios de los trabajadores para recuperar la competitividad, y mi indignación crece cuando compruebo que a Grecia a la que rescataron imponiendo un ajuste fiscal de tal calibre, la tienen que rescatar de nuevo y como ya no hay más que recortar le imponen un nuevo plan que no consiste en otra cosa que en la venta el estado a precio de saldo.

–         veo la incapacidad del ministro de industria de resolver el problema eléctrico sin proponer otro plan que nuevas subidas de la tarifa eléctrica, y veo y veo y veo…

No me cabe duda de que los jóvenes que se muestran indignados son la vanguardia de la sociedad y que están luchando por su futuro y es lo que muchos otros ciudadanos estábamos esperando y deseando, y tampoco me cabe duda de que el PSOE está ahora mismo en la retaguardia de la sociedad. Pero al igual que al olmo seco de Soria, alguna rama verdecida le ha salido a ese árbol hendido por el rayo y en su mitad podrido, y así desde izquierda socialista se intenta mantener viva esa rama, al igual que la fundación sistema da eco a opiniones muy alejadas del pensamiento único (http://www.fundacionsistema.com), y por supuesto Josep Borrel no es Joaquín Almunia. El PSOE ha sido un gran pecador y habrá de purgar sus pecados, pero los jóvenes que se manifiestan estos días y los miles de ciudadanos indignados que les siguen son las bases sobre las que habrá que construir el nuevo socialismo. Miren yo tengo un hijo de 21 años que me imagino no votará, pero escuchando a su corazón me pueden dar alguna razón para convencerle de que acuda el domingo que viene a votar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s