EMPRESA FAMILIAR, DEFICIT Y SERVICIO PUBLICO.

Francisco Parra

La estrategia de los mercados financieros para salir de la crisis se circunscribe como de todos es conocido, una vez los estados han resuelto los problemas de liquidez y solvencia de las instituciones financieras, a la reducción del déficit público que dichos problemas han generado. Y una vez obligaron a los diferentes estados a acometer planes de choque, que en nuestro país ha supuesto por los gastos una reducción de los ingresos de los funcionarios y de la inversión pública, y por los ingresos un aumento del IVA que soportamos los consumidores, toca la reducción estructural de la administración publica, es decir el adelgazamiento de la función publica, y así en nuestro país en el congreso del instituto de la empresa familiar, se ha puesto de manifiesto el consenso de los empresarios familiares, que piden que a los funcionarios se les pueda despedir, de las instituciones financieras, léase Botín, y el próximo gobierno, Rajoy, que en armonía han mostrado la imperiosa necesidad de recortar las administraciones autonómicas. La verdad, no sabemos que problemas tiene la empresa familiar, si les falta crédito, si las empresas familiares que regentan comercios, bares ó peluquerías las pasan putas para pagar los alquileres que les cobran por los locales comerciales los renteros, o si el negocio les da para pagar la factura de la electricidad que no para de crecer, o si cansados de trabajar, no tener vacaciones, terminan por colgar la toalla y se apuntan al paro a ver si encuentran un trabajo asalariado que al menos no les de quebraderos de cabeza. Aunque quizás esté un poco equivocado y la empresa familiar en este país sea Mango, Leche Pascual, Ferrovial, Osborne y cía, etc.. echen una ojeada a los ponentes del congreso, y no se pierdan el campeonato de golf, una de las actividades lúdica del congreso:
http://www.iefamiliar.com/congreso2010/index.php

Se imaginan ustedes al empresario familiar que les vende periódicos todas las mañanas, al que les sirve el café, ó a la peluquera que les peina compartiendo hoyos con Botín en el campo de golf de Pedreña. Claro que estos últimos no son empresarios familiares, son autónomos, que es el escalón más bajo de la escala productora, y como digo más bajo aún que la mayoría de los asalariados.

El caso es que como la empresa familiar no parece tener graves problemas en esta crisis financiera, a por la administración que hay que adelgazarla, primero desvinculamos a los funcionarios, por cierto Portugal ya lo hizo, pero no a todos no se crean: jueces, magistrados, catedráticos, etc… los pata negra se libraron, una vez desvinculados, planes de empleo para reducir el personal sobrante, y como el servicio publico hay que prestarlo, la solución: la subcontrata, la concesión, el mangoneo, etc… y aquí aparecen las grandes empresas familiares y no familiares, ofreciéndonos el agua, el saneamiento, la sanidad, la salud, los servicios sociales; !coño! lo que nos prestan ahora las comunidades autónomas, Ampliando mercados y sin tener que competir con los chinos.

A nadie se le escapa que las comunidades autónomas están desorbitadas, pero lo es su aparato político-empresarial: defensores de pueblos, consejos económicos y sociales, de cuentas y demás órganos consultivos, empresas publicas, fundaciones, etc… y asesores varios, pero es que ahí no están los funcionarios, salvo raras excepciones su personal es laboral y en más de un caso con estrechas relaciones con el poder político de turno. Médicos, enfermeros, profesores, etc,,,por lo general en vez de sobrar faltan. Aunque para los dirigentes de la gran empresa familiar seguro que esto no constituye un problema ya que una vez firmadas las subcontratas, encomiendas y concesiones, seguro que elevan la productividad del servicio público: en vez de atender a 20 pacientes por medico de atención primaria se atienden a cuarenta, y si es preciso en chat por internet y así de paso introducimos las nuevas tecnologías en el servicio publico. Las gestiones administrativas, esas de las ventanillas, por teléfono y desde un “call center” ubicado en un país del tercer mundo. Al fin y al cabo esto se hace con el servicio telefónico y nadie se queja. Se acuerdan hace años era público.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s