El DEBATE SOBRE LA SOSTENIBILIDAD DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA

Francisco Parra Rodríguez

DIFERENTES PUNTOS DE VISTA

De las propuestas sobre la de reforma de las pensiones, la que parece que se va a llevar el gato al agua es la que han presentado los 100 (http://www.fedea.net/propuestas/pensiones/pdf/propuesta_pensiones.pdf ). De forma resumida considera que:

–          El sistema público de pensiones en España es injusto y su reforma es inevitable y urgente. Es injusto porque las prestaciones que actualmente ofrece el sistema no se determinan de forma equitativa en función de las cotizaciones realizadas a lo largo de la vida laboral… es inevitable porque la ratio entre la población en edad de trabajar (entre 16 y 64 años) y la población mayor de 65 años pasará de aproximadamente 4 en la actualidad a 1,65 en el 2050. Incluso con una tasa de empleo del 70%, más de 10 puntos superior a la actual, ello significaría que habría 115 trabajadores por cada 100 jubilados…Organismos públicos y privados (como la Comisión Europea o el Ministerio de Trabajo entre otros) coinciden en que, en ausencia de reformas, elgasto en pensiones prácticamente se duplicará en laspróximas décadas, pasando del 8% del PIB actual a más del 15% en 2050.

–          Subir cotizaciones sociales o impuestos no es la solución

–          Hace falta una reforma a ambiciosa del sistema de pensiones que proporcione equidad , lo hagan transparente a los ciudadanos y solucione el problema de sostenibilidad de una forma definitiva.

–          Como ya se ha hecho en otros países europeos, la reforma debe de ser sustancial alrededor de tres principios fundamentales:

  • La pensión de jubilación tiene que ser proporcional a las cotizaciones efectivamente realizadas a lo largo de toda la vida laboral
  • La edad de jubilación debe de ser flexible y la pensión debe depender de la esperanza de vida en el momento de jubilación (se propone elevar la edad mínima de entrada en la jubilación a los 63 años).
  • Ante nuevos cambios demográficos y socioeconómicos el sistema debe de contener elementos de ajuste automático.

Por si no se han dado cuenta, se busca un sistema eficaz, nada se dice de justo o injusto, claro que no se debe de olvidar que FEDEA que es quien coordina a los 100, es una fundación vinculada al sistema financiero español, y como apunta Vicent Navarro en su crítica al manifiesto de los 100 sobre las pensiones (http://www.vnavarro.org/?p=4051) todos estos manifiestos de reformas de pensiones y reformas laborales  tienen un patrón, el mercado financiero, que acaba siendo parte interesada en la cuestión.

Krugman en su columna en el New York Times (http://www.nytimes.com/2010/08/16/opinion/16krugman.html?ref=paulkrugman) refiriéndose al retraso de la edad de jubilación señala lo injusto de estas medias, ya que a los únicos que favorecen este tipo de reformas es a trabajadores cualificados que van a poder alargar su vida laboral cobrando los elevados emolumentos de finales de la vida activa y sin que ello les cree ningún problema para su salud física o mental, y por otro estarán los trabajadores menos cualificados que sin fuerzas y ganas tendrán que soportar trabajos que materialmente no pueden desempeñar con la productividad que les exigen los mercados actuales. Estas relaciones entre productividad y alargamiento de las edades de jubilación no parecen suficientemente estudiadas, y  entran en contradicción con la práctica habitual de las empresas corporativas de  rejuvenecer la plantilla por la vía de los ERE para ganar en productividad. A parte retrasaría la incorporación de los jóvenes titulados que en actualidad tienen elevadas tasas de paro, o se emplean en puestos de trabajo de menor cualificación.

Vicent Navarro y Juan Torres presentan lógicamente otro punto de vista radicalmente distinto al de los 100, en el que el crecimiento de la productividad sostendría el sistema de pensiones sin que se hagan necesarias drásticas reformas (http://www.scribd.com/full/27739006?access_key=key-jydhk73u2fcds25mnm6). Entre los defensores de los sistemas públicos de pensiones citar a Juan Esteban,  que apunta que  también hay que considerar los aspectos redistributivos (http://www.attac.es/elementos-para-un-debate-sobre-las-pensiones/).

EL PROBLEMA DE LAS PENSIONES

Con todo hay un evidente problema en el sistema de pensiones español, que generalmente suele estar bien expuesto en todos estos trabajos:

http://www.revecap.com/revista/numeros/e1/pdf/moral_patxot_souto.pdf

El problema de la sostenibilidad del sistema español de pensiones tienen un ribete demográfico que es bien fácil de entender, en la actualidad en España hay 31 millones de personas en edad laboral activa, es decir entre 16 y 65 años, y 7,8 millones de personas con más de 65 años, la proporción entre potencialmente activos y población vieja es mas menos de 4 a 1. Lo que equivale a decir que hay 19 millones de trabajadores afiliados a la seguridad social en los distintos regímenes (General, autónomos, pesca, minería, …) y se pagan 8 millones de pensiones contributivas , de las que 5 millones son pensiones de jubilación que se pagan por haber cotizado o contribuido al seguros social al menos durante 15 años según el reglamento vigente. En definitiva por cada 4 trabajadores afiliados o cotizantes  hay que pagar una pensión de jubilación. Este es a grandes rasgos nuestro sistema de seguridad social  con los contribuyentes y beneficiarios según la situación demográfica y económica del momento.  Las previsiones demográficas apuntan que para el año 2050 en España residirán 25 millones de personas en edad laboral activa y 15 millones de personas mayores de 65 años, lo que viene a significar que cada contribuyente al seguro social tendrá que cotizar lo suficiente para que el sistema abone las pensiones de jubilación que vienen a representar EL 70 % de todas las pensiones contributivas. Además, la mejora de las condiciones de vida de la población implica que si por término medio la esperanza de vida de un varón es 80 años y 85 año la de una mujer, si los ocupados se  jubilan como ahora  con una edad media de 63 años,  debido al efecto de la jubilación anticipada y las prejubilaciones,  habrá que pagar a cada jubilado varón una media de 17 años y 23 años  por cada jubilada, y eso si las condiciones sanitarias no conllevan un aumento de la edad de jubilación por encima de esos niveles. En resumidas cuentas que si el gasto en pensiones contributivas ahora representa un porcentaje del 9% del PIB, si no se modifica el sistema, la factura de las pensiones se acercará a un 14% del PIB. Evidentemente, los 100 con razón admiten que el mercado financiero está descontando en forma de prima de riesgo sobre la deuda pública española este problema y de ahí la urgencia de su reforma.

Ni el sistema de pensiones español y ningún otro a mantenido su” status quo” durante un tiempo prolongado, se reformó en 1985 y en  1997,  y siempre debido a las condiciones en que la economía y la sociedad se habían desenvuelto, ya que si las legislaciones derogadas para cobrar pensión establecían cinco o diez años de cotización, era sencillamente porque la mayor parte de los trabajadores que se jubilaban entonces habían trabajado la mayor parte de su vida sin cotización alguna, porque así se lo exigieron sus empleadores. En la actualidad estamos pagando pensiones de jubilación que tienen una media de 17 años (varones) y 23 años (mujeres) a trabajadores  que en  muchos casos solo han cotizado apenas 15 años. De manera que nos guste o no, el sistema de pensiones por las circunstancias históricas que ha atravesado este en nuestro país es un sistema de solidaridad entre generaciones de trabajadores, por el cual los  trabajadores actuales están descontando una parte de su salario para hacer frente a las necesidades de jubilación de otros trabajadores (nuestros padres) que les toco vivir un sistema de pocas garantías y derechos  sociales. Pero no hay que olvidar que es un sistema de solidaridad entre trabajadores por el simple hecho que la contribución empresarial  es una parte del salario que por motivos de técnica recaudatoria es ingresado por las empresas y no por los trabajadores, al igual que el IVA es ingresado por las empresas en vez de por los consumidores, en definitiva subir las cotizaciones para cubrir las pensiones futuras lo que equivale es a subir los salarios, lo cual indudablemente constituye un coste para las empresas a la vez que una transferencia de renta desde los beneficios empresariales a las rentas salariales. Es importante tener presente esta vinculación del sistema de seguridad social con el trabajo y a los aspectos redistributivos, ya que las rentas de capital  no contribuyen en teoría a la sostenibilidad del sistema.

Es un hecho que en los últimos tiempos, el crecimiento económico ha favorecido a las rentas de capital frente a las salariales y algunos desean que esta sea la pauta del crecimiento futuro,  y con esta pauta de crecimiento el seguro social minora su sostenibilidad cualquiera que sea la evolución demográfica. La sostenibilidad del sistema, dado que su naturaleza está intrínsecamente vinculado a la distribución de las renta, dependerá entonces de la distribución de las nuevas rentas que se generen en el futuro, ya que una mejora de la distribución de la renta a favor del trabajo va a añadir  recursos al sistema del seguro social, aunque no se modificaran las cotizaciones actuales,  por el simple hecho de que aproximadamente el 20% de las rentas de los asalariados va a acabar en las arcas de la seguridad social. La distribución del PIB entre rentas salariales, remuneraciones de asalariados (RA), en donde están incluidas todas las cotizaciones del seguro social, y el excedente bruto de explotación (EBE) que es con lo que se retribuyen las rentas de capital,  bien se distribuyan a través de dividendos ó no (el EBE incluye también la participación del estado en las rentas de capital a través del impuesto de sociedades),  ha variado a lo largo del tiempo, favoreciendo como ya se ha dicho a estas últimas. En los año 1976 las rentas de trabajo representaban el 58% del PIB ahora significan el 50%.

DATOS MACROECONOMICOS

Voy a presenta un  marco macroeconómico muy simple que incluye como condiciones de partida unos supuestos los más próximos a la realidad actual, que son las condiciones demográfica que se explicitan en el documento de los 100, es decir pasar en 40 años de una proporción de 4 personas en edad de trabajar a una proporción de 1,65. Para ello no hay que hacer otra cosa que utilizar las proyecciones  de población a medio plazo y a largo plazo del INE:

Tabla nº 1.- Población actual y proyecciones a medio y largo plazo del INE.

2008 2020 2049
Población total 46,1 47,2 48,0
Población de 16 y mas 38,7 39,5 40,6
Población entre 16 y 65 (a) 30,9 30,5 25,3
Población mayor de 65 (b) 7,8 9,1 15,3
a/b 3,96 3,36 1,65

Fuente: INE.

Las condiciones económicas de partida son las de la contabilidad nacional de España de 2008 en lo relativo a PIB y su distribución entre asalariados (RA) y empresas (EBE). Las cifras del seguro social, cotizaciones y prestaciones proceden de las cuentas integradas de protección social en términos SEEPROS que elabora el ministerio de trabajo y seguridad social, para hacer las proyecciones diferenciamos las prestaciones de la función vejez del resto de las prestaciones (enfermedad, invalidez, familia e hijos, etc…) ya que cada una lógicamente va a responder a una dinámica demográfica distinta, las primeras según las proyecciones sobre la población mayores de 65 años, las segundas según las proyecciones de población total . Los datos utilizados se pueden descargar en el INE  y en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en las siguientes direcciones web:


http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=/t35/p008&file=inebase&L=0

http://www.mtin.es/estadisticas/ANUARIO2009/index.htm

Tabla nº2 Escenarios macroeconómicos tendenciales.

inicial INE medio plazo INE largo plazo
2008 2020 2049
Poblacion total 46,1 47,2 48,0
Población de 16 y mas 38,7 39,5 40,6
Población entre 16 y 65 30,9 30,5 25,3
Población mayor de 65 7,8 9,1 15,3
a/b 3,96 3,36 1,65
Ocupados 19,0 18,7 15,5
Tasa de ocupación 0,6 0,6 0,6
PIB 1088,1 1115,6 1132,9
PIB per cápita 23,6 23,6 23,6
Productividad laboral 57,3 59,6 72,9
RA 531,3 544,7 553,1
% RA s/ PIB 0,49 0,49 0,49
Salario medio 28,0 29,1 35,6
Cotizaciones 106,7 109,4 111,1
% Cotizaciones 0,20 0,20 0,20
Pensiones sobre el PIB 0,09 0,10 0,14
Gasto en pensiones 100,8 111,3 158,7
Gasto en  función vejez 58,4 67,8 114,5
Gasto medio en otras funciones 42,4 43,5 44,2
Gasto medio en función vejez por población mayor de 16 años 7,5 7,5 7,5
Gasto medio en otras por población total 0,9 0,9 0,9
Superávit/Déficit 5,9 -1,9 -47,6
Superávit/Déficit s/ PIB 0,54 -0,17 -4,20
EBE 463,3 474,9 482,3
% EBE s/ PIB 0,43 0,43 0,43
Impuestos netos de subvenciones 93,6 95,9 97,4
Impuesto sociedades 31,4 32,2 32,7
Impuesto sociedades s/ EBE 0,07 0,07 0,07

Explicaré los supuestos incluidos en la tabla, en la columna del 2008 aparecen los datos publicados en la CNE y en las SEEPROS, también se han incluido otros datos como son los impuestos a la producción que son los vinculados al proceso productivo de las empresas y el impuesto de sociedades, que grava  las rentas empresariales. Como se puede observar la proyección es bien simple, se considera que el PIB per cápita va a ser el mismo, que la distribución del PIB entre asalariados y excedentes empresariales es la misma, y consecuentemente también  se va a mantener la proporción sobre el PIB de los impuestos que gravan la producción. Por otro lado, se mantiene la tasa que las cotizaciones sociales representan sobre la Remuneración de los asalariados, y la prestación de vejez media que recibe cada residente mayor de 65 años  y el resto de las prestaciones del seguro social que recibe cada ciudadano. En el horizonte del 2049 ocurre lo que todos nos anuncian que las prestaciones del seguro social pasaran de representar el 9% del PIB que ahora significa a representar el 14% del PIB, que todos pronostican. Este escenario es a grandes rasgos en el que se basan todos los pronósticos elaborados para encarar la reforma del sistema del seguro social. La tabla muestra además que los verdaderos problemas se empezaran a sentir en el 2020. Si bien hay que hacer notar que el escenario del 2049 si se mantiene el PIB per cápita al nivel real del año de partida,  habría que considerar un aumento de la productividad laboral, por la sencilla razón de que la población en edad laboral y por tanto la ocupada se reducen, de considerar una tasa de empleo como la actual (del 0,6) habría 3,5 millones empleos menos. En términos acumulativos anuales significa reducir la población ocupada en un 0,65% anual, y aumentar la productividad en un 0,78%.

Este es un dato no suficientemente explicado en las propuestas que se discuten ya que la reducción de la población laboral en las proyecciones de población es tan fuerte, y hay que recordar que las proyecciones INE incluyen un escenario de saldo migratorio favorable de alrededor de 325.000 personas anuales, que aún elevando la tasa de empleo hasta el  0,70 daría lugar a 1,3 millones de asalariados menos. Llama la atención que en el escenario base  el retraso de la edad de jubilación a 67 años y  una tasa de empleo del 0,70  , en las simulaciones que permiten los datos del INE, den como resultado un nivel de población ocupada similar a la del ejercicio 2008.

ANÁLISIS DE LAS DIFERENTES ALTERNATIVAS

Ahora vamos a presentar las alternativas:

–          Retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años (lo propone los 100 y el gobierno)

–          Aumentar la productividad a un ritmo del 1,5% interanual (los creen  posible Navarro y Torres)

–          Cambiar la distribución de la renta favoreciendo que el 58% del PIB vaya a las rentas salariales (Juan Esteban).

Tabla nº2. Efectos macroeconómicos de las diferentes medidas para sostener el sistema de pensiones.

retraso edad de jubilación a los 67 mejorar distribución de rentas al 58% productividad 1,5 % anual
2049 2049 2049
Población total 48,0 48,0 48,0
Población de 16 y mas 40,6 40,6 40,6
Población entre 16 y 65 o 67 27,1 25,3 25,3
Población mayor de 65 0 67 13,5 15,3 15,3
a/b 2,01 1,65 1,65
Ocupados 16,7 15,5 15,5
Tasa de ocupación 0,6 0,6 0,6
PIB 1132,9 1132,9 1412,6
PIB pc 23,6 23,6 34,8
Productividad laboral 67,9 72,9 90,9
RA 553,1 657,1 689,7
% RA s/ PIB 0,49 0,58 0,49
Salario medio 33,2 42,3 44,4
Cotizaciones 111,1 132,0 138,6
% Cotizaciones 0,20 0,20 0,20
Pensiones sobre el PIB 0,13 0,14 0,11
Gasto en pensiones 144,9 158,7 158,7
Gasto en  función vejez 100,7 114,5 114,5
Gasto medio en otras funciones 44,2 44,2 44,2
Gasto medio en función vejez por población mayor de 16 años 7,5 7,5 7,5
Gasto medio en otras por población total 0,9 0,9 0,9
Superávit/Déficit -33,8 -26,7 -20,1
Superávit/Déficit s/ PIB -2,98 -2,36 -1,43
EBE 482,3 378,4 607,2
% EBE s/ PIB 0,43 0,33 0,43

Hay que tener presente que el PIB en el escenario de retrasar la edad de jubilación a los 67 años, y el de mejorar  la distribución de la renta  se han realizado manteniendo el mismo nivel de PIB per cápita (el que determina la CNE para 2008). Algún supuesto sobre la evolución de la economía hay que hacer, si bien hay que reconocer que esta hipótesis, crecimiento cero del producto bruto por habitante, sería bastante improbable en un horizonte de tan largo plazo, y significaría un empobrecimiento relativo de nuestro país en el contexto económico europeo e internacional. El crecimiento medio del PIB en este escenario sería de apenas el 0,13% interanual acumulativo. El escenario de incremento de la productividad al 1,5% incluye lógicamente una mejora en los niveles de PIB per cápita, que se cifran en el 1,26%, este crecimientos del PIB per cápita originaría a su vez un crecimiento interanual acumulativo del PIB del 0,85%.

De las tres simulaciones la que más potencia tiene a la hora de reducir el déficit del seguro social es sin duda la del incremento del 1,5% de la productividad pero el déficit del sistema aún se situaría en el 1,43% del PIB; mejorar la política de rentas lo llevaría al 2,38%, retrasar la edad de jubilación es menos efectivo, ya que sitúa el déficit en el 2,98% del PIB.

Si suponemos ahora que la tasa de empleo se sitúa en el 0,7, todas las medidas siguen sin resolver el déficit si bien del crecimiento de la productividad lo sitúa tan solo al nivel del -0,05% del PIB.

Tabla nº3. Efectos macroeconómicos de las combinaciones de medidas para sostener el sistema de pensiones.

productividad 1,5 % anual y tasa de empleo del 0,7
2049
Población total 48,0
Población de 16 y mas 40,6
Población entre 16 y 65 o 67 25,3
Población mayor de 65 o 67 15,3
a/b 1,65
Ocupados 17,7
Tasa de ocupación 0,7
PIB 1609,5
PIB pc 39,6
Productividad laboral 90,9
RA 785,9
% RA s/ PIB 0,49
Salario medio 44,4
Cotizaciones 157,9
% Cotizaciones 0,20
Pensiones sobre el PIB 0,10
Gasto en pensiones 158,7
Gasto en  función vejez 114,5
Gasto medio en otras funciones 44,2
Gasto medio en función vejez por población mayor de 16 años 7,5
Gasto medio en otras por población total 0,9
Superávit/Déficit -0,8
Superávit/Déficit s/ PIB -0,05
EBE 691,9
% EBE s/ PIB 0,43

CONCLUSIONES

Lo que se aprende al hacer estos ejercicios, muy sencillos y también parciales ya que, por ejemplo, nada se establece sobre la cuantía media de la pensión en el futuro, es que con los datos macroeconómicos actuales y sin establecer alguna pauta sobre el crecimiento del PIB “per capita”  a largo plazo nada se puede afirmar con certeza, de hecho la única prospectiva algo verosímil es el de Navarro y Torres, otra cosa es pensar que entre el 2008 y el 2049 el crecimiento interanual del PIB será del 1,27%.

Afirmar que el deficit del sistema en el 2049 alcanzará el 15% del PIB es siempre y cuando la economía española tenga crecimiento cero, o purgue durante tres décadas los excesos de la crisis inmobiliaria. Además las proyecciones demográficas del INE apuntan a unas reducciones de la población en edad laboral que son inconsistentes con las tasas de empleo actuales, para que se mantenga el nivel actual de la población ocupada la tasa de empleo en el 2049 tendría que situarse por encima del 0,75; lo que viene a decir que inactivos y parados significarían un 25% de la población laboral.

En consecuencia, las predicciones que se basan en el aumento del déficit del sistema de pensiones algo se callan sobre el crecimiento económico y la productividad que habrá de aquí al 2049, sería muy lamentable que nos hayan metido a todos en este debate sin que nos digan nada sobre el futuro macroeconómico que nos espera. Porque estarán conmigo si hemos de reformar el estado de bienestar para tener además un crecimiento cero, lo mejor va a ser emigrar o mandar a políticos y economistas al paro.

Por si se quieren entretenerse les dejo la hoja de cálculo:

pensiones

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s