TOREANDO LA CRISIS

Francisco Parra Rodríguez

Doctor Economía UNED.

Recientemente se han publicado los datos del la Contabilidad Nacional Trimestral del INE del primer trimestre del 2010, y esta contabilidad del PIB aunque insuficiente, permite, no obstante apreciar la dimensión de la crisis, y a través de ellos se puede analizar las medidas que el gobierno tiene previsto llevar a cabo para reconducirla. Los datos del PIB representados en gráficos y en forma de tasas interanuales ofrecen el resultado siguiente:

Lo primero que se ve es que las mayores caída del PIB corresponden a los dos primeros trimestres del 2009, que ahora es menos negativo el crecimiento interanual del PIB, de forma que nos aproximamos al crecimiento cero, es decir no crecer al cabo del año, que al fin y al cabo con la que está cayendo ya es todo un logro. La cifra del PIB se puede edulcolar aún más con la tasa intertrimestral que siendo en el primer trimestre del 2010 del 0,1 % quiere decir que este trimestre se ha producido la misma cantidad bienes y servicios que el pasado trimestre pasado sin tener en cuenta la inflación, o la deflación que es en la situación en la que nos encontramos y sin el efecto calendario, que en este caso es descontando la mayor producción que suele haber en las navidades. En definitiva, estamos sin crecimiento y con disminuciones de precios, salvo en los productos energéticos , si bien las subidas del petróleo lo que hacen es aumentar nuestros costes. La intensidad de la crisis se observa sin embargo en los cuadros anuales, que los presentamos resumidos en la tabla nº1, en euros, y en la tabla nº2, en euros del año 2008, que descuentan las subidas de precios del año 2008:

Fuente: INE.

Fuente: INE.

Al comparar el 2008 y 2009 vemos que la producción valorada en euros fue en el 2008 37.351 millones de euros más baja, como entre 2008 y 2009 no hubo apenas inflación, en euros del 2008 se ha perdido una cantidad similar de producto: 39.607 millones. Ajustada de estacionalidad, es decir descontando el efecto en este caso de las navidades, la producción del primer trimestre del 2010 sería 2.985 millones superior a la del último trimestre del 2010. El 0,1 % que destacan los informes del gobierno.

El análisis de los sectores es muy indicativo de lo que está pasando ya que es el sector industrial el que más producción perdió en el 2009, 19.668 millones de euros, y eso que con lo de las subprime y burbuja inmobiliaria pensábamos que era el sector de construcción el que más crisis tenía, pero se comprueba que una vez se inicia la crisis en el 2008, que fue cuando se contrae fuertemente la actividad de construcción, en el 2009 los malos resultados económicos acaban por extenderse por todos los sectores pero con especial virulencia sobre la industria; aún y todo la construcción en el 2009 se ha dejado por el camino una producción con valor de 8.810 millones de euros. Los ingresos del estado vinculados a los impuestos indirectos han sido otro de los que componentes del PIB que peor comportamiento han tenido, el IVA se ha reducido en 13.827 millones de euros y el resto de los impuestos indirectos otros 3.520 millones de euros. Solo han conseguido producir un mayor valor los servicios, los de mercado y los de no mercado, estos últimos son mayoritariamente los que presta el estado y marginalmente los que presentan las entidades sin fin de lucro, incluyendo a partidos políticos, sindicatos, patronales, iglesia, once, etc… Si los valoramos en euros del 2008, los servicios de mercado se reducen en 10.744 millones de euros, ya que los precios en el 2009 únicamente subieron en este conjunto de actividades, y los de no mercado aumentaron en 3.879 millones. A estos valores de servicios hay que ponerles un “pero”, ya que dentro de los servicios de mercado se valoran los alquileres imputados a la vivienda en propiedad, lo que significa que Eurostat calcula a los afortunados que tienen una vivienda un alquiler ficticio, el como se actualiza este alquiler no los sabemos, ya que no nos presentan los servicios de mercado sin esta cuantiosa partida para apreciar si los servicios que realmente se venden son mayores o menores que los del año pasado, algunos pensamos que argucias contables a parte fueron menores también en su valoración en corrientes.

Por el lado de la demanda agregada, el consumo de los hogares se ha dejado por el camino millones de euros 34.587 millones de euros, la inversión se redujo en un importe de 57.304 millones de euros , de los que 28.547 millones fueron inversiones en vivienda y otras obras civiles , la exportación disminuyo en 40.101 millones de euros y las importaciones también cayeron en 82.584 millones , deprimidas por la menor actividad interna. El único componente de la demanda agregada que aumentó fue el gasto de las AAPP y las instituciones sin fines de lucro, es decir el gasto social, que aumentó en 11.755 millones de euros. Estos son pagos que estas instituciones realizan para comprar bienes corrientes y pagar a los funcionarios, ya que en esta cuenta no están ni las transferencias ni las inversiones publicas.

Por las rentas, la caída del PIB disminuyo en 16.124 millones los salarios de los trabajadores, en 16.606 los impuestos indirectos que recauda el estado, y en 4.621 millones los beneficios de las empresas. Adivinen entonces, quienes están soportando las consecuencias de la crisis.

Vamos a centrar nuestro análisis en los dos hechos más relevantes de la coyuntura 2009, la caída de los bienes consumidos por los hogares, es consecuencia de los menores ingresos que reciben los hogares, básicamente porque entre el 2009 y el 2008 1 millón y 270 mil ocupados se quedaron sin empleo, y también por la incertidumbres de cara al futuro cambian la conducta de los hogares frente al consumo ya que, ante la crisis, ahorrar más y consumen menos por lo que pueda pasar. En segundo lugar la industria que produce bienes por valor inferior a 19.668 millones de euros, en una parte por la menor consumo e inversión interna, pero también en otra parte importante por la reducción de la demanda exterior de bienes que disminuye en 30.633 millones de euros; y esto ocurre porque la crisis afecta también a nuestros principales clientes, los europeos, y para vender al resto de los países, es decir los emergentes, lo hemos tenido crudo porque el euros ha estado revaluándose frente al dólar, y los chinos y otros países emergentes, a los que la crisis les ha afectado en menor medida, optan por una política cambiaria de paridad frente al dólar para no perder competitividad y mercados. Y en tercer lugar, está lo público, ya que mientras se pierden recursos tributarios y se mantiene como se puede los niveles de gasto aumenta el déficit, lo cual para es bueno para la gente corriente y malo para el mercado. El gasto público no olvidemos son en definitiva pagos que el estado hace a familias (sueldos y transferencias) y empresas (materiales para hacer obras publicas o gastos corrientes diversos), y acaban siempre significando mas ventas para las empresas, es decir mas PIB.

Aunque el PIB no valora los asuntos de los mercados financieros de todos es conocido que los rescates bancarios se están realizando con aumentos de la masa monetaria, es decir con dinero que crea y pone en circulación la autoridad monetaria, en nuestro caso el BCE. Este dinero que se puso a disposición del sistema bancario era para que no se restringiera el crédito y se agrave la situación financiera de hogares y empresas, lo que conduce a un menor nivel de producción y consumo, pero contra pronostico parecer ser que se ha destinado a comprar deuda pública de manera que los mercados financieros que toman dinero al 0,5% y compran bonos de los diferentes estados al 1,5%, con el margen que obtienen acaban saneando sus deteriorados balances y por ende las cuentas super-millonarias de sus ejecutivos, aunque el trágala es difícil de digerir, al menos es el sector publico el que acaba poniendo ese dinero en circulación por los pagos que hace con las nuevas emisiones de deuda publica, y con todo ello lo que hemos conseguido es sostenernos, es decir no caer.

Ahora viene ZP y decidido a coger el toro por los cuernos, reduce el gasto publico en las dos formas posibles, disminuye, por un lado, la retribución de los funcionarios, que a la postre tiene un efecto negativo sobre el consumo y consecuentemente sobre la producción, en la facultad de económicas se enseñaba que este efecto se llamaba “multiplicador” y era bueno en tiempos de crisis pero cuando se aplicaba al revés, es decir aumentando el gasto publico corriente, y por otro, disminuye la inversión publica, lo que equivale a reducir las compras de bienes que se utilizan para construir obras públicas, y buena parte de ellas son bienes industriales; en la facultad enseñaban que este efecto era “acelerador” porque a mayores incrementaba la capacidad de producción de bienes y servicio, pero claro cuando se aplica en sentido inverso. Tal y como los aplica ZP equivale a lidiar el toro de la crisis, pero tratando que envista por detrás, es decir poniéndole la muleta en el culo en vez de entre los cuernos. El resultado es obvio, el toro se revolverá y el cuerno se lo meterá el toro al torero pero por el culo de este último.

Aunque es muy probable que tampoco ocurra esto, ya que dado lo exhaustos que están los gobiernos para estimular la demanda agregada por la vía del gasto publico, va a ser la demanda externa la clave de bóveda de la recuperación económica europea, y es que el aumento de las exportaciones en 2.454 millones de euros entre el cuarto trimestre del 2009 y el primero del 2010, ha aliviado la situación productiva durante este periodo en la industria y los servicios de mercado han mejorando sus resultados productivos, en tanto que los otros sectores siguen desplomados, y es esa mayor actividad industrial en definitiva la que puede impulsar el empleo que nos falta y poner el mecanismo económico en marcha de nuevo. Y la industria se revuelve por un hecho que esta pasando desapercibido para ZP y su cuadrilla, la devaluación del euro, esta le viene bien a la industria alemana y a la francesa y por lo mismo también le viene bien a la española, ya que con un euro más bajo ganamos competitividad en los mercados emergentes, los que tiran del comercio mundial, y para ello nada mejor que tener disgustados a los mercados financieros, ya que la toman con el euro y lo devalúan, aunque luego los paganinis, en forma de intereses, seamos los países PIGS, ya les pasaremos la cuenta y en el fondo nos pasa porque también nos cuesta más pagar impuestos.

Y si no se lo creen analicen este gráfico:

Posdata:

El turismo nuestra primera industria nacional también se beneficia de la devaluación del euro, ya que nuestro país sigue siendo igual de barato para alemanes y franceses y a mayores nos sacudimos la competencia de los competidores mediterráneos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s