Analyse Site Structure and Internal Linking Structure with igraph — R-bloggers

(This article was first published on The Devil is in the Data – The Lucid Manager, and kindly contributed to R-bloggers) The post Analyse Site Structure and Internal Linking Structure with igraph… 1,377 more words

via Analyse Site Structure and Internal Linking Structure with igraph — R-bloggers

Anuncios
Cita | Publicado el por | Etiquetado , | Deja un comentario

Economía de Cantabria: Retos

Economía de Cantabria: Retos

Francisco Parra Rodríguez

Doctor Economía UNED

07-Enero-2019

 

La economía de Cantabria en los próximos años se va a enfrentar a una serie de retos internos y externos que el modelo de crecimiento no debe dejar pasar en alto.

Son retos internos, una dinámica demográfica natural negativa como consecuencia por un lado de un envejecimiento de su población y una baja natalidad que ya están dando como resultado un crecimiento natural negativo, y tasas demográficas ciertamente preocupantes:

  • El Índice de Dependencia, que relaciona jóvenes y viejos por cada 100 adultos, es para Cantabria en 2015 del 51,2%.
  • El Índice de Recambio, menores de 10 años por cada 100 mayor de 74 años, se queda en 90,7%, lo que indica que en la comunidad no está garantizado el reemplazo generacional.

En comparación con el conjunto del país, Cantabria, presenta tasas demográficas menos favorable: la de juventud es menor, la de envejecimiento muy superior, y los índices de longevidad, recambio y dependencia mayores.

Revertir esta situación demográfica no es factible en el corto y en el medio plazo, la mortalidad viene determinada por la estructura de la población, en tanto que la baja fecundidad de la región, atiende a complejas causas que determinan la composición de las familias, que  en mi opinión van más allá de la incorporación de la mujer al mercado del trabajo, sobre todo si se tiene en cuenta que formar una familia tradicional puede que no sea la opción vital para las nuevas generaciones de mujeres. El problema demográfico es por lo demás común a la geografía española y a todos los países europeos, si bien se agrava más en los del litoral mediterráneo.

En este sentido más que tratar de revertir la situación demográfica hay que preparar a la sociedad a adaptarse a ella, y esta adaptación afecta no solo a las políticas públicas de pensiones, servicios sociales y sanitarios, el sistema económico en su conjunto ha de prepararse para ofrecer los servicios que una población cada vez más anciana requiere (servicios de ocio, cultura y deporte, personales, comerciales, financieros, etc…).

El bajo crecimiento demográfico puede no obstante encontrar salida en los movimientos residenciales, en el sentido de que van a ser los migrantes los que reemplacen a la población que cesa en su actividad económica. Los procesos de globalización facilitan sin duda estos movimientos, si bien su falta de control acaba originando tensiones con la población residente que dan lugar al avance del populismo y de los comportamientos xenófobos. Conocer cual es nuestra oferta de empleo para esta nueva población y facilitar su integración laboral sin tensiones con el resto de los trabajadores, será una línea de trabajo que tendrán que abordar los servicios regionales de ocupación.

Por último es necesario evaluar los efectos que esta dinámica demográfica va a tener sobre la posición financiera del gobierno regional, dada la preponderancia que alcanzan los servicios sociales y sanitarios en su presupuesto.

Otro de los retos que se citan en el documento son el cambio climático y la productividad. Respecto al primero, es evidente que debemos de ser responsables con las generaciones futuras no agravando más el problema, y que parte de la orientación de gobierno debe de ir encaminada a conservar, sino mejorar, el ecosistema. La regla de las tres erres (Reducir, Reciclar y Reutilizar), la economía circular, la economía del bien común, etc.. son iniciativas de esta nueva responsabilidad social que sin duda debe abordar el nuevo gobierno. Sin embargo, el reto más relevante en esta materia va a ser la descarbonización de la economía que habrá que abordar más temprano que tarde, sobre todo en una región excesivamente dependiente de las fuentes tradicionales de energía dada su especialización en las actividades industriales de metalurgia y transformados metálicos y de logística y transporte. La Hoja de Ruta de la Energía para 2050 apunta al desarrollo de las energías renovables, la eficiencia energética y las infraestructuras energéticas, incluidas las redes inteligentes, son las opciones «útiles en todo caso» que deben adoptarse, en particular cuando están basadas en el mercado, con independencia de la vía específica elegida para alcanzar un sistema energético descarbonizado en 2050. Este tránsito energético además va más allá del sector productor y distribuidor o gran consumidor de energía, ya que puede ser un revulsivo para la renovación de la industria, en la medida en que esta sea capaz de diversificarse a las necesidades de los productos y servicios que requiere esta transformación productiva.

La productividad, entiendo que es un factor consecuencia de dos hechos que no menciona el texto, por un lado la globalización y por otro la extensión de las nuevas tecnología de información (industria 4.0) que llevan no a una economía más productiva en estrictu sensu, sino a una economía más competitiva. Repasemos ambos aspectos. La eliminación de las barreras comerciales o el desarme arancelario, en la teoría económica más aceptada, conlleva a una especialización de las economías allí donde obtienen ventajas competitivas. Nada dice la teoría que estas ventajas deriven de menores salarios o mayores productividades, ya que estas ventajas competitivas también están asociadas a recursos naturales y al know-how o al mejor hacer como se diría en castellano. La deslocalización, el aumento de la producción manufacturera china, la posición central de la economía alemana son sin duda efectos de ese proceso, como también lo son la especialización de la economía española en la automoción, la industria alimentaria, el desarrollo de las actividades de ingeniería de la construcción o la expansión internacional de la distribución textil, las cuales además contaron con el impulso decidido de las administraciones públicas a través de planes desarrollados al efecto. No obstante, es posible que la expansión del comercio internacional se vea limitada por las políticas adoptadas por el gobierno Trump. En 2016 la exportación de Cantabria a los EE.UU significó el 7,46% de nuestro comercio montando un valor de 175 millones de euros. La extensión de las tecnologías de la información y los desarrollos asociados a la Industria 4.0 (robótica, sensores y dispositivos inteligentes, sistemas completos, etc…) van a cambiar sin duda la organización industrial, que no solo se circunscribe a las actividades productivas secundarias sino a la mayor parte de las actividades terciarias y de servicios. Todos los análisis realizados sobre la industria 4.0, destacan los efectos sustitución que esta cuarta revolución industrial va a tener sobre de transporte y logística, hoy día uno de los pilares de la economía de Cantabria. La OCDE estima en 2,7 millones de empleos los que está en riesgo de desaparición por la robotización en España.

Los efectos de ambos procesos sobre el empleo y los salarios son desde hace años evidentes, en particular sobre los más jóvenes, efectos que se han extendido a toda la economía ya que las reestructuraciones de empleo en sectores de servicios (el financiero puede ser un ejemplo) están teniendo un impacto que supera incluso a las que se han producido en las actividades industriales:

 

 

Evolución del Empleo en % entre 2016 y 2000 en Cantabria

 
Empleo Ocupado
Empleo Asalariado
Horas totales
Horas asalariadas
Sector y rama de actividad
2016/2000
2016/2000
2016/2000
2015/2000
Total
7,17%
13,26%
3,52%
9,11%
Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca
-57,32%
-66,07%
-50,73%
-66,24%
Industrias extractivas; industria manufacturera; suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado; suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación
-12,30%
-8,14%
-11,00%
-6,89%
– De las cuales: Industria manufacturera
-16,99%
-13,07%
-15,54%
-11,71%
Construcción
-44,69%
-44,59%
-43,48%
-41,86%
Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas; transporte y almacenamiento; hostelería
27,79%
45,73%
20,86%
35,18%
Información y comunicaciones
-26,47%
-25,81%
-29,93%
-30,16%
Actividades financieras y de seguros
-2,86%
-11,76%
-11,95%
-18,46%
Actividades inmobiliarias
41,67%
42,86%
47,03%
47,59%
Actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades administrativas y servicios auxiliares
95,69%
118,89%
81,62%
104,29%
Administración pública y defensa; seguridad social obligatoria; educación; actividades sanitarias y de servicios sociales
19,37%
19,89%
19,14%
19,00%
Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento; reparación de artículos de uso doméstico y otros servicios
51,97%
38,17%
57,78%
39,57%
Fuente:CRE INE

 

Otra externalidad que están originando estos proceso globalizador y modernizador es la indefensión del consumidor, debido a que la adaptación a los cambios se ha realizado por la vía de la concentración de los agentes empresariales en unidades de mayor tamaño, que abusan de su posición competitiva en los mercados nacionales. De todos es conocido que las mayores quejas de los consumidores se concentran en los sectores energéticos, de telecomunicaciones o el propio sector financiero, en donde los consumidores poco cuentan ante el tamaño de los operadores. El mayor tamaño del escalón empresarial, debilita además las redes de defensa de los trabajadores, implantando modelos de trabajo muy favorables a los intereses empresariales. Es muy probable que la cuarta revolución industrial minore los derechos de los consumidores y trabajadores en los sectores más afectados.

Es necesario, por tanto, abordar el problema de la productividad que se cita en el documento desde una perspectiva más amplia, en donde el foco del problema no solo se debe de dirigir a los factores productivos y tecnológicos de un sector en particular, sino que debe de extenderse a los trabajadores, agentes empresariales y consumidores de todos los sectores para que los efectos de estos nuevos cambios no dejen desprotegida a una parte de la sociedad. Hasta ahora el libre juego de las fuerzas del mercado han partido la sociedad en dos, por un lado, aquellos ocupados, que trabajando en empresas que gozan de posiciones competitivas en los mercados mundiales y cuentan con altas capacidades profesionales, logran mantener una estabilidad laboral y horarios de trabajo adecuados, en tanto que los ocupados poco cualificados y de pequeñas empresas a las que les cuesta adaptarse al recto tecnológico y global en donde se extiende el desempleo, el trabajo parcial y las malas relaciones laborales.

Es necesario por tanto abordar una nueva política sectorial que diversifique nuestra economía allí donde se encuentren ventajas competitivas por la vía de los recursos productivos, saber hacer, extienda los nuevos modelos organizativos a la pequeñas y medianas empresas, aumente la participación directa de los trabajadores en la producción por la vía de la economía social, y establezca regulaciones que defiendan la posición de trabajadores y consumidores en la nueva economía.

Identificar sectores donde dirigir el futuro de la economía de Cantabria, establecer políticas para adaptar los más vulnerables a los nuevos retos, y desarrollos que potencien las unidades empresariales más pequeñas, extiendan la economía social y las conductas innovadoras han de ser los ejes de la política económica para el próximo quinquenio en la materia de competencias del gobierno regional. Si bien es cierto que establecer regulaciones laborales que generalicen el trabajo a todos los ocupados y demandantes de empleo y eliminen la dualidad actual del mercado de trabajo español esta ajeno a las posibilidades del gobierno regional, no así ocurre con la defensa de los consumidores en donde el gobierno regional y local ha de ser en extremo vigilante con las condiciones en las que se autorizan las nuevas actividades empresariales asociadas a la industria 4.0.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Notas sobre la economía de Santander

Notas sobre la economía de Santander

Francisco Parra Rodríguez

Doctor Economía UNED

07-Enero 2019

 

En su comparación con otras ciudades de similar tamaño, ubicación geográfica y que comparten capitalidad del gobierno regional (Oviedo, Logroño, Vitoria y Pamplona), se diría que la Cántabra es la ciudad más envejecida, con peor crecimiento poblacional, una tasa de actividad más baja, y una de las menos diversificadas sectorialmente.

En consecuencia, Santander, se sitúa en un nivel de renta y bienestar, alejado del que presentan las ciudades más dinámicas del norte de España:

Esta dinámica regresiva determinada por la falta de población joven y la incapacidad de obtener un crecimiento natural es común la comunidad autónoma, estriba en dos hechos que en el tiempo han ido minando su potencial demográfico, por un lado, la carestía de la vivienda que ha expulsado a las familias jóvenes a los municipios limítrofes (Bezana, Camargo, Astillero, Pielagos, etc…) y, por otro lado, el ser un foco de atracción para una población anciana que busca el abrigo de una climatología benigna, buenas condiciones sanitarias y seguridad ciudadana. Solo en los puntos álgidos del ciclo económico la ciudad ha recibido el aporte de la población migrante, que también se localiza en mayor proporción en la ciudad que en el resto de la región debido a una conjunción de factores: alta proporción de vivienda vacía de baja calidad habitacional, extensión de las actividades económicas que proporcionan trabajo a este segmento de la población: hostelería, restauración y cuidados del hogar, y la existencia de redes familiares y sociales que facilitan su integración residencial y laboral. En este sentido los principales grupos de estos emigrantes son: Rumanía, Perú, Colombia, Ecuador y China.

 

Al igual que a nivel regional cobra fuerza la ordenación de estos procesos demográficos en un plan, la ciudad debe de plantearse una estrategia que ordene el proceso y aproveche sus oportunidades, y sobre todo ofrezca a la población joven un plan de futuro para que los que se fueron retornen, y los que aún residen no trasladen sus hogares a municipios limítrofes.

 

La población residente en Santander, tiene los propios problemas de desempleo y falta de oportunidades comunes a la población regional y a la española, es dramática la situación de los jóvenes y la precariedad del trabajo de las mujeres, y todo ello pese a que los residentes presentan un aceptable nivel de formación según indican las estadísticas. Aunque las políticas de empleo caen fuera del ámbito municipal, no se puede ser ajeno a esta realidad y el ayuntamiento debe de contribuir de manera activa a la extensión de las actividades de conocimiento (I+D, ingeniería, informática, telecomunicaciones, cultura, etc…) y las sanitarias para ofrecer una alternativa de empleo cualificado a la población joven, a la par que debe de crear instituciones que tutelen el emprendimiento y la economía social, incluyendo instrumentos financieros que eviten una mortalidad prematura de las nuevas empresas constituidas. El empleo, en el futuro va a estar afectado por nuevos retos, las nuevas tecnologías de información y comunicación, la robótica, la industria 4.0, van a cambiar la situación del empleo en muchos sectores: industria, transportes, logística, etc… , actividades muchas de ellas que se desarrollan en el área de influencia de la capital, esta área circunscrita a la bahía, hoy día representa el 57% del empleo de Cantabria, el  47,94 % del negocio industrial y un 65,6% del valor añadido del sector de servicios privados. Los trabajadores afiliados a la capital al régimen de la seguridad social en el primer trimestre del 2018 se cifran en 61.659 personas, de ellos 9.710 son autónomos, siendo 47.515 los que residen y trabajan en la propia capital, se estima en 9.406 trabajadores los que se desplazan al área de la Bahía diariamente a trabajar. La estrecha relación que se da en lo económico entre Santander y su Bahía, y los retos que impone la globalización y la extensión de la economía del conocimiento, precisa que la ciudad tenga un mayor protagonismo en este ámbito, porque de alguna u otra manera las deslocalizaciones, las crisis o los expedientes de regulación que afecten a las empresas allí asentadas de alguna u otra manera van a originar efectos en la economía y el empleo de los residentes en la ciudad.

 

Desde la otra perspectiva, es decir desde la interior, la ciudad de Santander ofrece un mayor número de puestos de trabajo que ocupados tiene. Frente a las 61.659 personas asalariadas residentes en la capital, en esta se localizan 93.357 empleos de afiliados, de los que 79.358 lo son en el régimen general. Estas diferencias determinan que se desplacen a trabajar a la ciudad 21.487 residentes en el arco de la Bahía, 5.252 residentes en la costera occidental o 4.894 residentes en Torrelavega, trabajando todos ellos en establecimientos muy concentrados en el sector de los servicios (agrupan a 84.409 trabajadores afiliados). Aparte de la afiliación al régimen de la seguridad social estaría los regímenes mutualistas que en la capital se estiman en unas 3.500 personas, todos ellos trabajadores de los servicios públicos. Este flujo de trabajadores entre la ciudad y su entorno próximo es la lógica consecuencia de las dificultades que las familias jóvenes encuentran a la hora de asentarse en ella, y origina problemas que afectan a la municipalidad: plazas de aparcamiento, transportes de cercanías, conciliación de la vida familiar y laboral, etc… que deberían de abordarse en un marco metropolitano que abarcarse la ciudad y los municipios de la Bahía.

 

La economía de Santander está muy concentrada en los servicios, y dentro de estos en los servicios más tradicionales, aproximadamente el 48% del VAB del sector de servicios privados es el que representaría las actividades de comercio (un 39%) y las de turismo (un 9%). Por razones de capitalidad, las actividades de servicios públicos, educativos y sanitarios sería el otro pilar de la economía de la capital. Desde el ayuntamiento, debe de diversificarse aún más esta economía de servicios, dando entrada a las empresas ligadas al conocimiento, las privadas de educación y sanidad, las logísticas vinculadas al puerto y las vinculadas a la economía social. En la capital, se dan varias circunstancias que animan a esta reorientación productiva, La primera, el asentamiento en la capital de una población anciana en busca de retiro, población que precisa de servicios sanitarios, culturales y recreativos que pueden abordarse tanto desde una perspectiva de las empresas privadas como de la economía social.  La segunda, las actividades portuarias, de larga transcendencia histórica en la capital, y que en la actualidad están determinando una extensión de las actividades de logística y distribución, habría que conseguir estas tuvieran alcance más directo en la economía y empleo de la ciudad. La tercera, el parque tecnológico y la universidad, como impulso a los servicios más directamente vinculados con el conocimiento, de igual manera que el hospital Valdecilla y la actual I+D en biotecnología (IBBTEC, Fundación Marqués de Valdecilla, etc…) debería dar paso a un sector empresarial vinculado al campo de la industria farmacológica y sanitaria.

Anexo Estadístico

 

Empresas y establecimientos

Empresas y Establecimientos por ramas de actividad.

Empresas
Establecimientos
Coeficiente de localización
Santander
Cantabria
%
Santander
Cantabria
%
A
Agricultura,  ganadería, caza y selvicultura
23
551
4,2%
42
621
6,8%
0,21
B
Pesca
28
136
20,6%
34
148
23,0%
0,72
C
Industrias extractivas
1
29
3,4%
1
51
2,0%
0,06
D
Industria manufacturera
440
2328
18,9%
696
3072
22,7%
0,71
E
Energía eléctrica, gas y agua
6
45
13,3%
16
72
22,2%
0,69
F
Construcción
991
5462
18,1%
1357
6606
20,5%
0,64
G
Comercio
2704
8780
30,8%
4056
11666
34,8%
1,09
H
Hostelería
1065
4515
23,6%
1367
5562
24,6%
0,77
I
Transporte,y comunicaciones
531
2175
24,4%
817
2709
30,2%
0,94
J
Intermediación financiera
184
511
36,0%
481
1087
44,3%
1,38
K
Inmobiliarias y servicios empresariales
1811
4403
41,1%
2545
5504
46,2%
1,45
M
Educación
279
716
39,0%
407
1094
37,2%
1,16
N
Actividades sanitarias y veterinarias, sociales
497
1046
47,5%
643
1340
48,0%
1,50
O
Servicios personales
760
2180
34,9%
996
2655
37,5%
1,17
N.C.
Sin determinar
244
682
35,8%
638
1872
34,1%
1,07
Total
9564
33559
28,5%
14096
44059
32,0%
1,00
Fuente: DIREM. ICANE.

Predominio de empresas de servicios, los mayores índices de especialización  en relación a Cantabria se encuentran en actividades sanitarias y sociales, inmobiliarias y servicios empresariales e intermediación financiera,  la proporción de empresas de hostelería y restauración es menor que en el conjunto de la región, poca especialización en empresas industriales y del sector primario.

Establecimientos según forma jurídica de la empresa
Santander (1)
%
Cantabria (2)
%
(1)/(2) (%)
Asociaciones y otros tipos
1202
8,53%
4058
9,21%
29,62%
Comunidad de bienes
150
1,06%
361
0,82%
41,55%
Organismos autónomos y otros
135
0,96%
278
0,63%
48,56%
Persona física
6337
44,96%
21588
49,00%
29,35%
Sociedad anónima
1380
9,79%
3149
7,15%
43,82%
Sociedad colectiva y comanditarias
2
0,01%
5
0,01%
40,00%
Sociedad cooperativa
58
0,41%
269
0,61%
21,56%
Sociedad limitada
4832
34,28%
14351
32,57%
33,67%
Total
14096
100,00%
44059
100,00%
31,99%
Fuente: DIREM. ICANE.

En Santander como en Cantabria predominan las empresas cuyo titular es una persona física, un 45%, pero son menor proporción que en el conjunto de la región, 49%. Establecimientos cuyo titular es una SA hay 1.380, el 9,79%, y 4.832 cuyo titular es una S.L., el 34,28%. En Cantabria los establecimientos de empresas societarias cuentan con una menor participación.

Establecimientos según estrato de empleo de la empresa
Santander (1)
%
Cantabria (2)
%
(1)/(2) (%)
00. Sin asalariados
4876
34,59%
17152
38,93%
28,4%
01. De 1 a 2 asal.
4328
30,70%
12942
29,37%
33,4%
02. De 3 a 5 asal.
1963
13,93%
5711
12,96%
34,4%
03. De 6 a 9 asal.
987
7,00%
2755
6,25%
35,8%
04. De 10 a 19 asal.
797
5,65%
2264
5,14%
35,2%
05. De 20 a 49 asal.
595
4,22%
1615
3,67%
36,8%
06. De 50 a 99 asal.
190
1,35%
479
1,09%
39,7%
07. De 100 a 249 asal.
181
1,28%
472
1,07%
38,3%
08. De 250 a 499 asal.
22
0,16%
70
0,16%
31,4%
09. De 500 o más asal.
157
1,11%
599
1,36%
26,2%
Total
14096
100,00%
44059
100,00%
32,0%
Fuente: DIREM. ICANE.

Predominio de la PYME el 40% de las empresas entre 50 y 99 asalariados se ubican en Sanatander, y el 28 % de las empresas entre 100 y 250 asalariados. A diferencia, solo están censadas el 26% de las empresas de más de 500 trabajadores, y el 28 % de las empresas sin asalariados.

Asalariados en las empresas de Santander y Cantabria

Santander (1)
%
Cantabria (2)
%
(1)/(2) (%)
Total asalariados
63198
100,00%
158003
100,00%
40,00%
Tamaño de la empresa
Menos de 20 asalariados
20260
32,06%
57145
36,17%
35,45%
20 ó más asalariados
42938
67,94%
100858
63,83%
42,57%
Sector económico del establecimiento
Agricultura
466
0,74%
1681
1,06%
27,72%
Industria
5171
8,18%
30692
19,42%
16,85%
Construcción
4449
7,04%
17839
11,29%
24,94%
Servicios
52988
83,84%
107485
68,03%
49,30%
No Consta
124
0,20%
306
0,19%
40,52%
Fuente: DIREM. ICANE.

Las empresas radicadas en la capital dan empleo al 40% de los asalariados de la región. El 84% del empleo asalariado está en las empresas de servicios y el 68% en las de más de 20 asalariados.

Afiliados con residencia en Santander y Cantabria (media 1 y 2 semestre).

2006
2009
crecimiento 2009/2006
Santander
Cantabria
%
Santander
Cantabria
%
Santander
Cantabria
Agricultura/Pesca
84
34.866
0,24%
243
34.409
0,70%
188,7%
-1,3%
Industrial
6.279
31.633
19,85%
6.047
24.965
24,22%
-3,7%
-21,1%
Construcción
7.633
139.703
5,46%
5.830
141.777
4,11%
-23,6%
1,5%
Servicios
75.185
207.413
36,25%
74.157
207.588
35,72%
-1,4%
0,1%
Total
89.180
413.614
21,56%
86.276
408.738
21,11%
-3,3%
-1,2%
Total Régimen General
77.763
168.827
46,06%
75.235
163.639
45,98%
-3,3%
-3,1%
Total Autónomos
11.417
38.586
29,59%
11.041
43.949
25,12%
-3,3%
13,9%
Fuente: Explotación microdatos de la Seguridad Social. ICANE.

En Santander residen el 45,98% de los afiliados al régimen general y el 25,12% de los autónomos. Entre el 2009 y el 2010, los residentes afiliados al regime general han disminuido un 3,3% (3,1% en Cantabria) y un 3,3% lo han hecho los afiliados al régimen autónomo, en la región estos últimos aumentan un 13,9%, ya que en este régimen ahora se contabilizan los trabajadores por cuenta propia del régimen especial agrario. El conjunto de la población asalariada afiliada disminuyó en la capital el 3,3% y en la región el 1,2%. En la distribución, sectorial se observa una fuerte caída de los asalariados en el sector de la construcción a consecuencia de la crisis inmobiliaria .

Renta per capita

1996
2002
2003
2004
crecimiento 1996-2004
Santander
9.340
12.585
12.878
13.527
44,8%
Cantabria
8.189
11.180
11.529
12.153
48,4%
Indice (Cantabria=100)
114,05
112,56
111,70
111,31
Fuente: ICANE

Menor crecimiento de la renta per capita en el periodo 1996-2004 en la capital.

Resultados Declaración en el IRPF

2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
crecimiento 2000-2008
número de declarantes
Santander
70.042
79.087
81.905
83.362
83.418
82.520
84.555
86.755
88.506
26,36%
Cantabria
192.896
218.988
226.956
233.788
239.396
247.536
256.029
269.271
279.540
44,92%
%
36,31%
36,11%
36,09%
35,66%
34,85%
33,34%
33,03%
32,22%
31,66%
Rendimiento medio
Santander
17.391
17.330
18.083
18.523
19.081
20.252
21.480
24.132
24.617
41,55%
Cantabria
14.986
17.157
16.291
16.172
16.719
17.535
18.613
20.801
21.124
40,96%
Indice (Cantabria=100)
116,05
101,01
111,00
114,54
114,13
115,50
115,41
116,02
116,54
Rendimiento (miles euros)
Santander
1.218.079
1.370.616
1.481.104
1.544.135
1.591.693
1.671.210
1.816.256
2.093.597
2.178.786
78,87%
Cantabria
2.890.755
3.757.239
3.697.426
3.780.888
4.002.469
4.340.450
4.765.422
5.601.048
5.904.967
104,27%
%
42,14%
36,48%
40,06%
40,84%
39,77%
38,50%
38,11%
37,38%
36,90%
cuota liquida
Santander
3.017
2.951
3.150
3.066
3.204
3.791
4.036
4.192
4.088
35,51%
Cantabria
2.288
2.288
2.452
2.368
2.519
2.837
3.133
3.251
3.089
35,03%
Indice (Cantabria=100)
131,88
128,97
128,47
129,50
127,17
133,61
128,84
128,96
132,35
Cuota total (miles de euros)
Santander
211.321
233.415
258.035
255.586
267.263
312.812
341.276
363.712
361.854
71,23%
Cantabria
441.302
501.133
556.539
553.510
603.151
702.304
802.073
875.405
863.564
95,69%
%
47,89%
46,58%
46,36%
46,18%
44,31%
44,54%
42,55%
41,55%
41,90%
Fuente: AEAT.

En Santander se observa un menor crecimiento de los declarantes en el IRPF entre el 2000 y el 2008, dado que los rendimientos medios han crecido a una tasa similar en las dos áreas, la capital presenta un crecimiento menor de los rendimientos totales y de la cuota liquida. De forma que la participación de la capital en la cuota liquida se ha reducido desde l 48% en el 2000 hasta el 42% en el 2008.

Antigüedad de las construcciones por municipios y períodos.

Antes de 1950
1950-1959
1960-1969
1970-1979
1980-1989
1990-1999
2000 y posterior
Suelo vacante
Sin definir
Total
2009
Santander
15.363
8.127
25.231
25.655
32.311
22.825
23.763
2.471
35
155.781
Cantabria
78.003
20.402
62.916
68.522
83.554
104.509
157.209
48.657
2.364
626.136
%
19,70%
39,83%
40,10%
37,44%
38,67%
21,84%
15,12%
5,08%
1,48%
24,88%
2007
Santander
15.487
7.996
24.454
21.698
29.386
22.513
16.098
2.780
8.698
149.110
Cantabria
69.487
19.058
60.966
63.815
79.032
102.842
102.843
47.636
26.826
572.505
%
22,29%
41,96%
40,11%
34,00%
37,18%
21,89%
15,65%
5,84%
32,42%
26,05%
Fuente: Catastro

En Santander reside el 30% de la población pero solo cuenta con el 15% de los edificios con menos de 10 años. A diferencia, cuenta con el 40 % de los edificios construidos en las décadas de los 50 y 60. Dispone del 5% del suelo vacante catastrado.

Edificación de nueva planta en Santander y Cantabria.

Edificación de nueva planta
Edif. a construir residenciales
Edif. a construir no residenciales
Superficie a construir en edif. residenciales
Superficie a construir en edif. no residenciales
Viviendas
Habitantes
2008
Santander
48
10
65.285
31.622
479
181.802
Cantabria
891
41
412.035
80.022
2.689
582.138
%
5,39%
24,39%
15,84%
39,52%
17,81%
31,23%
2007
Santander
85
12
128.146
42.035
930
182.302
Cantabria
2.555
74
1.103.141
86.724
7.821
582.138
%
3,33%
16,22%
11,62%
48,47%
11,89%
31,32%
2005
Santander
113
9
128.979
20.191
729
183.955
Cantabria
2.728
71
1.252.761
100.657
8.459
562.309
%
4,14%
12,68%
10,30%
20,06%
8,62%
32,71%
Fuente: Consejería de Obras Públicas. Gobierno de Cantabria.

En Santander agrupa aproximadamente el 12% de la superficie de vivienda residencial que se edificó durante el boom inmobiliario, y el 40% de la superficie no residencial.

 notas para informe santander

Publicado en Opinión | Etiquetado , , | Deja un comentario

(This article was first published on Peter’s stats stuff – R, and kindly contributed to R-bloggers) Income inequality data Ideally the Gini coefficient to estimate inequality is based on original household survey data with hundreds or thousands of data points. Often this data isn’t available due to access restrictions from privacy or other concerns, and…

via Estimating Gini coefficient when we only have mean income by decile by @ellis2013nz — R-bloggers

Enlace | Publicado el por | Etiquetado | Deja un comentario

Las previsiones demográficas indican que Africa duplicará su población y llegará a los 2.400 millones en 2050. Hoy ya ese pronóstico condiciona el crecimiento del propio continente y las políticas de otros….

Leer:

Por qué el ‘baby boom’ africano importa (y mucho)

 

https://elpais.com/elpais/2018/11/09/planeta_futuro/1541772574_307596.html?id_externo_rsoc=GO_CC

 

 

 

 

Enlace | Publicado el por | Etiquetado , , | Deja un comentario

Estimación de la tasa de pobreza en Cantabria mediante matching estadístico

Estimación de la tasa de pobreza en Cantabria mediante matching estadístico

Autores: Pablo Lobete López
Francisco J. Parra Rodríguez
DOC. Nº 2/2018

RESUMEN
El objetivo del presente estudio es establecer una metodología para el cálculo de la tasa de riesgo pobreza en Cantabria a partir de los datos de la Encuesta Social de Cantabria (ESOC) 2015, realizando un matching estadístico con la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) 2016. La ESOC es una encuesta realizada por el ICANE tiene como finalidad conocer las aptitudes sociales y condiciones de vida de la población de Cantabria. La muestra objetivo de la ESOC son 1.800 hogares.
La EPF tiene como objetivo suministrar información anual sobre la naturaleza y destino de los gastos de consumo, así como sobre diversas características relativas a las condiciones de vida de los hogares, en base a una muestra de aproximadamente 4.000 hogares para el conjunto del Estado. Para Cantabria, el tamaño de la muestra en 2016 fue de 762 hogares.
La tasa de pobreza monetaria en Cantabria puede calcularse tanto con los microdatos de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) como con las de la EPF, si bien en el Documento Técnico 1/2017 del ICANE, se concluye que ambas encuestas se realizan con una muestra insuficiente para obtener medidas de pobreza.

Mediante un matching estadístico entre la ESOC y la EPF se pretende realizar un cálculo la tasa de riesgo de pobreza de Cantabria más consistente en el tiempo. En concreto se trata de estimar los ingresos mensuales de los hogares en la ESOC, a partir de una serie de variables comunes a la EPF y de la respuesta a la pregunta sobre el intervalo en que se sitúa la renta disponible de l hogar ingresos en la primera. Señalar que el matching entre la ESOC y la ECV se descartó por la menor muestra de la ECV (347 hogares).
Finalmente, se realiza una estimación de la tasa de riesgo de pobreza en Cantabria a partir de los ingresos de los hogares de la ESOC.
Palabras clave: Tasa de riesgo de pobreza, matching estadístico, Cantabria.

Estimación_tasa_pobreza_Cantabria_2_2018

Publicado en Documentos de trabajo | Etiquetado , , | Deja un comentario

http://www.icane.es/icane/technical-reports

Enlace | Publicado el por | Deja un comentario